top of page

¿Sabías qué?



El ejercicio es fundamental para tratar la artritis, la diabetes y las enfermedades respiratorias, entre otras.


Como bien sabéis, al final la edad y los números son sólo una excusa ya que el ejercicio y la actividad física son muy beneficiosos para nuestra salud.


La práctica de ejercicio puede ayudar en muchas dolencias y patologías, e incluso, en ocasiones, a disminuir el dolor, lo que está claro es que quedarnos sentados esperando a que ese dolor se pase, no vamos a conseguir nada.

Por tanto, resulta esencial incluir en cada tratamiento (tto) de fisioterapia, programas de ejercicio terapéutico, no sólo en la planificación por nuestra parte, como fisioterapeutas, sino también con la participación conjunta y activa del paciente siendo ésta esencial a la hora de valorar el éxito del tto.

De esta manera, el ejercicio terapéutico contribuirá de forma muy efectiva tanto en el tto de la patología como en la prevención del dolor.




Una vez sabido lo anterior, ahora viene lo importante... y ¿qué es entonces el EJÉRCICO TERÁPEUTICO (ET)?.


Siguiendo la definición propuesta por Taylor en 2007, que es la que más se ajusta a nuestros días, define el ET como "la prescripción de un programa de Actividad Física que involucra al paciente en la tarea voluntaria de realizar una contracción muscular y/o movimiento corporal con el objetivo de aliviar los síntomas, mejorar la función o mejorar, mantener o frenar el deterioro de la salud”. [1]

Siendo por tanto, muy beneficioso en el tto de patologías/enfermedades crónicas, desde alteraciones musculo-esqueléticas como artritis, dolores musculares ( de cuello y espalda), tanto agudos como crónicos, discopatía lumbar, lesiones de rodilla (síndrome femoropatelar o rehabilitación del ligamento cruzado anterior, LCA) o patología del miembro superior como el síndrome de hombro doloroso. [2]

En el caso de las alteraciones cardiopulmonares, destacan con buenos resultados en: cardiopatías, hipertensión, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), esclerosis múltiple, insuficiencia cardíaca, entre otras. [2]


El ejercicio terapéutico tendrá mejores resultados si es individualizado y con programas de entrenamiento aeróbico, de fortalecimiento muscular y de habilidades como el equilibrio o la coordinación, siendo además importante su prescripción por parte del profesional competente, en este caso, por los fisioterapeutas.[2]


Como objetivos principales del ET, destacan:

  • Mejorar y/o restaurar la función física del paciente.

  • Evitar la pérdida de la función.

  • Restablecer las capacidades funcionales afectadas.

  • Prevenir y disminuir la discapacidad motriz.

  • Contribuir al mantenimiento de la forma física y a un mejor estado general de salud. [3]

Por último, será esencial destacar, la importancia de respetar los tiempos de recuperación, de reposo y entre un tipo de ejercicio y otro, siendo siempre adaptables a la patología y necesidades de nuestros pacientes.




1. Taylor NF, Dodd KJ, Shields N, Bruder A. Therapeutic exercise in physiotherapy practice is beneficial: a summary of systematic reviews 2002–2005. Australian Journal of Physiotherapy 2007.53: 7–16.

2. García, Por Paco, et al. “Ejercicio Terapéutico Basado En La Evidencia Científica.” FisioActividad, 23 Mar. 2018, fisioactividad.com/ejercicio-terapeutico-basado-en-la-evidencia-cientifica/.

3. “Beneficios Del Ejercicio Terapéutico Para La Salud.” Fisiofocus, www.fisiofocus.com/es/articulo/beneficios-ejercicio-terapeutico-salud.



24 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page